En enero seguimos leyendo…

…Las uvas de la ira de John Steinbeck

Escrita por JUVAS-IRAohn Steinbeck (1902-1968), premio Pulitzer en 1940 y premio Nobel en 1962. Fue una obra muy polémica en el momento de su publicación. Está ambientada en la década de los 30, cuando Estados Unidos sufre una gran crisis económica tras el crack del 29. Describe el proceso por el cual los pequeños productores agrícolas son expulsados de sus tierra por cambios en las condiciones de explotación de las mismas y obligados a emigrar a California donde el tipo de agricultura requiere mano de obra durante la cosecha. Es una novela transgresora que narra las dificultades de la familia Joad en su éxodo desde Oklahoma hacia California en busca de mejores condiciones de vida. Steinbeck exalta los valores de la justicia y la dignidad humana en una Norteamérica que vive su etapa más triste.

Entre las versiones cínematográficas que han surgido de esta obra, la más conocida es la dirigida por John Ford y protagonizada por Henry Fonda que podrá verse en el ciclo La crisis económica en el cine, programado por el Teatro Jovellanos en el CMI Ateneo La Calzada (Gijón) el día 4 de diciembre a las 19:30 horas.
También podéis verla sacándola en préstamo en la Biblioteca de La Calzada.

Nos reunimos para comentar la novela, Grupo 1 el día 20 de diciembre a las 19 horas en la Biblioteca Ateneo La Calzada.

Nos reuniremos para comentar la novela, Grupo 2, los días 23 de enero y 6 de febrero a las 19 h en la Biblioteca Ateneo La Calzada.

Para saber más sobre el autor y la obra:

36 respuestas a En enero seguimos leyendo…

  1. clubcalzada dice:

    Hemos llegado al final. Pusimos punto final a la lectura de Steinbeck, con las víctimas de desahucio, con la lucha por la dación en pago, con las cifras de los desempleados, con los vagabundos por las calles griegas. La analogía sigue siendo inevitable. La historia es cíclica. Los personajes, universales: todos los Joad. La literatura, el expediente de lo que es el hombre en la tierra. A pesar de la amargura y la frustración, la esperanza en los otros, en el humilde, en la sangre. La mujer dando vida: amamantando. Como la tierra. A pesar del crac. Como la tierra.

  2. hiloahilo dice:

    Este es el libro que recoge los reportajes de Steinbeck previos a la redacción de Las uvas de la ira:
    http://www.librosdelasteroide.com/-los-vagabundos-de-la-cosecha

  3. clubcalzada dice:

    Otra mirada. Una analogía. Madre

    MUJERES

    No las ves que están agotadas, que no se tienen en pie, que son ellas las que sostienen cualquier ciudad, todas las ciudades. Con el matrimonio, con la maternidad, con la viudedad, con los golpes, ellas cargan con este mundo, con este sábado por la noche donde ríen un poco frente a un vaso de vino blanco y unas olivas. Cargan con maridos infumables, con novios intratables, con padres en coma, con hijos suspendidos. Fuman más que los hombres. Tienen cánceres de pulmón, enferman, y tienen que estar guapas. Se ponen cremas, son una tiranía las cremas. Perfumes y medias y bragas finas y peinados y maquillajes y zapatos que torturan. Pero envejecen. No dejan las mujeres tras de sí nada, hijos, como mucho, hijos que no se acuerdan de sus madres. Nadie se acuerda de las mujeres. La verdad es que no sabemos nada de ellas. Las veo a veces en las calles, en las tiendas, sonriendo. Esperan a sus hijos a la salida del colegio. Trabajan en todas partes. Amas de casa encerradas en cocinas que dan a patios de luces. Sonríen las mujeres, como si la vida fuese buena. En muchos países las lapidan. En otros las violan. En el nuestro las maltratan hasta morir. Trabajan fuera de casa, y trabajan en casa, y trabajan en las pescaderías o en las fábricas o en las panaderías o en los bares o en los bingos. No sabemos en qué piensan cuando mueren a manos de los hombres.

    (Manuel Vilas)

    Otra mirada. Una analogía. Los desposeídos

  4. xelu1 dice:

    COSECHA DE IRA

    La ira de la uva ha fermentado,
    traerá el licor cálido y fuerte,
    recordando a Tom y al Predicador.
    beberán personas buenas y valientes,
    Y la ira bien fermentada, el camino muy amplio regará.
    Los rostros de los temporeros, de esperanza se iluminarán

    Angel G.

  5. bertaav dice:

    Emilio, aquí la tienes en otra versión y subtitulada en castellano.

  6. xelu1 dice:

    ALGUNAS REFLEXIONES

    La situación dramática de los Joab lo está sufriendo muchas personas en diversas partes del mundo. Es el sistema de la Ley del mas fuerte, el capitalismo salvaje, donde los temporeros, jornaleros, pequeños agrícultores, sucumben a manos de los más fuertes económicamente. Las grandes compañías intermediarias, grandes empresas y entidades bancarias que consideran a las personas mercancías, cuyo valor depende de la oferta y la demanda, y de los escrúpulos de los más poderosos.
    En el libro domina el control de la oferta, que es abundante mano de obra venida de diversos pueblos, ilusionada y engañada con publicidad, sin contrato que les asegure los puestos de trabajo, con escaso trabajo y salarios de miseria.

    Steimbeck, no habla nada de los poderes políticos, y no se sabe si esta situación de explotación está regulada, consentida o simplemente se inhibe, en cualquier caso no es justificable, y si muestra la cara represora de los estamentos policiales.

    Comenta Steimbeck la cara que muchas veces se esconde o se intenta justificar, la xenofobia dentro del propio país, entre los propios norteamericanos. Es el rechazo entre ciudadanos, a los ciudadanos venidos de otras partes del país, amenazadores para su futuro, no es odio por ser de otra parte, nación o raza, es el miedo a pasar hambre y miseria.

    Desconozco la causa de no poner nombre a las personas mayores, ascendentes directos dentro de la familia, ¿Es por dar más peso a la familia, por hacer más fácil la lectura, o tiene otras connotaciones?

    Ante el hecho de haber introducido la maquinaria en el campo, la consiguiente disminución de los pequeños propietarios y el éxodo de muchos de ellos a la ciudad. Se inicia el fin de la tradicional familia campesina con muchos hijos, con abundantes miembros que eran mano de obra para mejorar la rentabilidad del trabajo en su propia tierra.

    Dentro del pesimismo general, se muestran aspectos que se pueden considerar esperanzadores, como la capacidad de organización y unidad mostrada por los campesinos en su vida diaria en el campamento cooperativo. La unidad conseguida por los temporeros en la huelga para impedir la bajada de los salarios. Aunque no lo consigan.
    Y la unidad familiar de ayuda y solidaridad, cuyo símbolo es la madre.

    Se puede hacer una extrapolación con los inmigrantes temporeros en distintas partes del campo español, aunque aquí existen unos derechos regulados en los convenios: de salario mínimo, de vivienda y otros aspectos, pero también es cierto que con la llegada de “inmigrantes ilegales o sin papeles”, y con un número mayor de parados(es decir con un aumento mayor de la oferta de trabajo), ha habido empresarios que se han aprovechado para contratar más barato y en peores condiciones, pero las denuncia de los inspectores de trabajo y la actividad de los sindicatos se les hace mucho más difícil.
    ¡Animo y que no cunda el pánico!.

  7. bertaav dice:

    Un libro duro. Actual, desgraciadamente, en el que hay muchas referencias que siguen siendo válidas. Si al final del libro queda alguna duda sobre el destino de los Joad, sin los jóvenes y sin camión, puede volver a leer el penúltimo capítulo. Habla de nubes, de agua y barro, no hay trabajo… No habla de personas, no hace falta, se superponen a la escena en el capítulo final. ¡Uf!

  8. bertaav dice:

    Gracias por el libro. Ya con la tormenta y la tortuga del principio me impresionó pero es … Las descripciones te llevan con facilidad al lugar, te dejan oír la lluvia, oler el tocino o ver la ropa de madre flotar al pasar el agua.

  9. xelu1 dice:

    Me ha gustado mucho el libro, a pesar de la tristeza y el poso de pesimismo que deja.
    Es la historia de la familia Joad, que cercados por el hambre y la miseria tuvieron que emigrar de Oklahoma en busca de un sueño, como muchos campesinos norteamericanos que sufrieron las consecuencias de la Gran Depresión de 1.929 . Además de la crisis económica, una serie de circunstancias: el periodo de sequías y las malas cosechas posteriores, así como la introducción de la maquinaria en el campo. Los campesinos se ven obligados a hipotecar las tierras para poder mantenerlas, pero al no poder hacer frente a los pagos de las hipotecas, se ven desahuciados de sus propias tierras y casas.

    Está narrado desde el punto de vista de los más desprotegidos. Muy bien escrito, utiliza un lenguaje culto y bello, donde destacan las descripciones físicas del paisaje y de las personas, que está lleno de comparaciones y de metáforas, a los personajes los retrata y se les ve, como si tuvieran vida, evolucionando al ritmo del viaje y de las experiencias.

    Siendo una novela de carácter de denuncia social, al mismo tiempo, el autor no prescinde de esos detalles necesarios para entender los sucesos históricos del país. A través de capítulos que se apartan del camino del hilo narrativo, para ilustrar y mostrar lo que está contando.

    Durante el viaje la familia Joad va a sufrir transformaciones, ve disminuir sus efectivos y sus miembros van ir evolucionando.
    Pero es la Madre con su empuje, fuerza y bien hacer, el alma de la familia, es quien alienta, quien no desmaya…

    Hay otros personajes con sentido y significado.
    Como Tom, el hijo, hombre de coraje y de valor, que no se calla ante las injusticias y que con cada experiencia va moldeando su carácter impulsivo haciéndose más reflexivo. Tiene que abandonar la familia, no sólo porque lo buscan, si no también porque cree haber encontrado su camino luchando por los más desfavorecidos.

    Casey, llamado el predicador, renuncia a su actividad porque se considera que no es coherente lo que predica con lo que práctica. Y al mirar a las personas de su entorno, y verlas acorraladas por el hambre y la miseria, las palabras dejan de tener sentido si no van acompañadas de actos contra la injusticia, y las parábolas y las metáforas solas, no dan trabajo ni comida. Es golpeado y muerto cuando participa en la organización de una huelga. Es el ejemplo para Tom.

    Personajes, como los abuelos que mueren en el camino, y otros que ante las dificultades abandonan: el yerno Connie, el hijo deficiente Noath. Y el enamoradizo y romántico Al, con la ilusión puesta de poder trabajar de mecánico.
    La hija Rosasham, indolente, dependiente y embarazada, se recupera de las desilusiones y frustraciones de el abandono de Connie y de la muerte del hijo y vive al final una experiencia tierna y solidaria.

    Con todas las penurias que pasa la familia Joad, y aunque no se deje vislumbrar ni un ápice de justicia, al menos el amor, los valores de lucha y justicia y la integridad de la familia reconforta y alienta la esperanza en el ser humano.

    Angel

    • bertaav dice:

      Es curioso que juzgues así a Rosasham, que es poco mas que adolescente, y no tengas ni una palabra para los dos grandes lastres en toda la historia: el tío y el padre.
      PD: Estoy segura de que es un lapsus pero embarazada no es un adjetivo para el contexto de la frase.

  10. bertaav dice:

    Mi personaje en la novela Tom Joad. Es el que vertebra la historia y la sostiene de principio a ¿fin? (no he terminado pero casi).

    Tom tiene una página
    http://www.tomjoad.org/

    Tiene Facebook
    https://www.facebook.com/TomJoadLives

    Y tiene una canción GRANDE SPRINGSTEEN: the ghost of Tom Joad

  11. bertaav dice:

    Mas fotos de Dorothea Lange, pero el Ring Ding de fondo las hace geniales:

  12. MCarmen dice:

    ¡Hola!

    Acabo de leer el libro, me encantó.

    Lo mejor, la madre, la gran protagonista, luchadora, fuerte, positiva, aglutinadora de la familia. Pero también las descripciones: la naturaleza, los personajes… eran tan fieles que llegué a morder el polvo, mojarme con la lluvia, me sentí una más de la familia Joad. El autor me hizo aflorar sentimientos de ternura, impotencia, ira… A tal grado llegué a integrarme en su mundo que lloré como una madalena en la escena final, que me pareció sublime, ejemplo cumbre de la solidaridad humana en estado de extrema necesidad.

    Los personajes son víctimas del capitalismo más atroz, en Estados Unidos no creo que estén muy orgullosos de este capítulo de su historia que Steinbeck denuncia con tanto acierto. Y esta denuncia social, por desgracia, está de plena actualidad: siguen existiendo migraciones de personas que huyen de la miseria y las guerras, que atraviesan con escasos medios extensos territorios en busca de un futuro incierto y que raramente son bien recibidos en su esperanzado destino.

    Ahora veré la peli, que según comentáis también está muy bien.

    Abrazos patós, que tengáis felices fiestas.
    MCarmen

    • clubcalzada dice:

      Hola Carmen! Nos encanta leerte.🙂 Si puedes pásate el día de la reunión como ya sabes, SIEMPRE estás invitada. Un abrazo.

      • MCarmen dice:

        Muchas gracias, guapetona. Agradezco tu invitación. Intenté ir a la reunión como oyente, pero finalmente no pude.
        Que tengáis feliz entrada de año 2013, con muchas lecturas buenas como hasta ahora y que sigáis ahí para cuando yo pueda volver (espero que antes de la jubilación, ja, ja).
        Abrazos.
        MCarmen

  13. xelu1 dice:

    EL SUEÑO DE LOS JOAD

    Por hambre y miseria, buscando el Edén,
    toda la familia Joad a California se fue.
    Con las maletas llenas de sueños e ilusión.
    Desean y anhelan encontrar una vida mejor.

    El camino se hace duro, las perdidas se hacen notar.
    La madre luchadora e integradora no se rinde jamás.
    Sueño que se escapa, el poco trabajo no sacia el hambre,
    maltratos y abusos consentidos, y la miseria va delante.
    La familia se empieza a debilitar, y Madre, luchando tenaz.

    Angel.

  14. milioxixon dice:

    Las fotos de Dorothea Lange muy bellas, algunas las conocía, pero no sabía de quien eran. Emilio

  15. milioxixon dice:

    Un libro bonito, triste y sin ninguna salida para los pobres. La familia como protección frente a la opresión. La mayoría de las fortunas de hoy, se construyeron con el dolor, muerte y hambre de millones de personas. Emilio.

  16. xelu1 dice:

    Interesantes fotografias, creo que recoge muy bien la situación. Se ve muy bien en la película: los campamentos llenos de misería , los vehículos destartalados, la ropa, etc…a mi juicio la película estando bien, es mucho más floja y por supuesto quedan muchas cosas sin tocar, pero recoge lo sustancial.

    Creo que el autor, Steimbeck, se centra más en las condicones de vida; de hambre y de misería, que en las condicones de trabajo, aunque por supuesto si las toca, pero como una cosa más, de pasada; el trabajo de la mujer, de los niños, las largas jornadas etc…
    Claro que el gran problema era la falta de trabajo para poder subsistir, para pode seguir malviviendo.

    Repito. Me parecen muy buenas fotos Berta.

  17. bertaav dice:

    La foto que aparece en la portada del libro, la que está arriba, es una de las muchas de la serie que hizo Dorothea Lange sobre las migraciones de granjeros después del crack de 1929.
    En este enlace teneis varias de esas fotos, la primera es la casa a la que el viento levantó una teja….:
    http://www.historyplace.com/unitedstates/lange/index.html

  18. bertaav dice:

    Si todo el libro mantiene la intensidad de la tormenta del principio será una carrera de fondo.
    Capítulo III, para leerlo de nuevo. La cuesta hasta la carretera, la hormiga roja, la espiga… ¡cuando sus patas arañaron el asfalto yo ya estaba agotada del esfuerzo! Impresionante, vamos a necesitar dos sesiones.

  19. bertaav dice:

    Me llegó esta actualización de youtube, ya la había subido en el facebook pero la repito. Como anillo al dedo para la banda sonora de las uvas de la ira.

  20. xelu1 dice:

    ¿Y mujer y Temporera?. Pués claro.
    Lo siento pero no hablo en clave de género. Mejor en ser humano.

    Puedo hablar de la madre en la familia Joad. El libro hace de la madre, una madre coraje, que hace todos los esfuerzos para mantenerla unida e integrada a la familia. El principal personaje en el libro… y de momento lo dejo ahí.

  21. xelu1 dice:

    Cuando leía el libro, recordaba aquellas canciones, cuyas letras eran recitadas y cantadas por Nicolás Guillén – Daniel Vigletti y de Atahualpa Yupanqui

    El trabajo es cosa buena,
    es lo mejor de la vida;
    pero la vida es perdida
    trabajando en campo ajeno.
    Unos trabajan de trueno
    y es para otros la llovida.

    De Atahualpa Yupanqui

    Me matan si no trabajo,
    y si trabajo me matan.
    Siempre me matan, me matan, ay,
    siempre me matan.

    De Nicolás Guillén- Daniel Vigletti

    Y a decir verdad. No se, si habrá cosas peores en el mundo entero, que el trabajo de un emigrante temporero.
    Angel

    • bertaav dice:

      ¿Ser la mujer de un emigrante temporero?

      • Mª José dice:

        Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores
        Estoy sobrecogida al entender que este libro es un testimonio vivo para muchos sectores de la sociedad de nuestro tiempo.
        ¡ Esto no acaba! ¡ Hay tanto paralelismo con la crisis de la Europa de hoy. “La Compañía” de 1920 bien pueden ser las agencias de calificación de la Europa del 2012 y de la España de los desahucios.
        Me acongoja la emoción y el respeto por los que defienden su dignidad. Creo que poco voy a poder decir en la próxima reunón.
        ¡Y siempre la carretera: la de los mineros, la de Pídele cuentas al rey, la de esta familia, la de Cormac Mac Carthy, que tanto nos impresionó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: