En enero estamos leyendo…

…Tiempos difíciles de Charles Dickens

CLub de lectura 1

Terminamos el año del II Centenario del nacimiento de Charles Dickens (1812-1870) con esta novela a modo de homenaje que nos sirve también para cerrar el ciclo de lecturas dedicadas al reflejo de la crisis económica en la literatura.

Publicada por primera vez en 1854, la historia que se narra transcurre en Inglaterra durante la primera industrialización y nos da una perspectiva del momento desde dos puntos de vista muy diferentes: el de la clase proletaria, que cree que el trabajo es su único modelo de vida y el de la clase alta, que controla las fábricas y mantiene en condiciones pésimas a sus obreros.

Para saber más del autor y su obra:

Nos reunimos (CL1) para comentar la novela el jueves 24 de enero a las 19h. en la biblioteca.

12 respuestas a En enero estamos leyendo…

  1. xelu1 dice:

    CON MIS MEJORES DESEOS

    Este ciclo de la literatura sobre las crisis económicas, a mi personalmente me ha servido para reflexionar lo diferente y lo parecido de las diferentes crisis. Por eso agradezco a los responsables y participantes sus aportaciones al mismo.

    Con el paso del tiempo, el conocimiento y las experiencias nos va enseñando que no hay ningún camino prefijado que asegure a los seres humanos un buen puerto, resguardado del oleaje de los conflictos sociales, un buen puerto que aunque la pesca no esté asegurada, al menos nadie derribe los muros, muros construidos tan fuertes, que permitan tener los barcos en él.

    Después de casi dos siglos llenos de conflictos, donde lo más desfavorecidos se fueron organizando con distintos modelos, algunos utopicos y otros con el ropaje de científicos, la mayoría sistemas ideológicos cerrados, buscando soluciones, con envoltorios de verdades científicas.
    Todos ellos no tuvieron suficientemente en cuenta el pensamiento, la opinión, el sentimiento y capacidad de lucha del conjunto de los seres humanos para construir ese puerto, en donde las dificultades mayores debieran ser la de protegerse y defenderse de los desastres de la naturaleza, y las relaciones entre las personas fueran dificultades menores.
    Angel G.

  2. ektorin dice:

    Estoy en la 300,…No creo que lea 100 hoy,…Espero que Ana me lo deje una semanuca más. Todo sea para acabarlo porque me da palo después del esfuerzo que me costó llegar hasta aquí.

  3. bertaav dice:

    Acabe. Hoy terminé el libro. Me alegro de haber llegado al final porque es la mejor parte, sin duda.

  4. xelu1 dice:

    Con esfuerzo y un comienzo titubeante, un desarrollo prometedor cuyo desenlace no cubre las expectativas que esperaba.
    Aún así, me gustó como narra la descripción de los gestos físicos y de las actividades de los personajes, enseguida entiendo el tipo que es, su condición humana, de las características diferenciadas. También de la descripción física de la ciudad, de los mercados, los barrios… que hacen que uno se sitúe en la época. Me hago una idea de la vida superflua de la aristocracia, de la miseria de los obreros en las fábricas, del empresario dictador y vanidoso y de la industria naciente contaminante y rutinaria, de los representantes de la burguesía, etc.

    De las ideas dominantes: que tiene su reflejo en ellos y en el sistema productivo, el capitalismo naciente, el trabajo repetitivo de las máquinas y el trabajo de los obreros en las mismas.
    Pero sobre todo, la crítica al sistema de valores que se está implantado en la educación y formación y sus consecuencias en las personas y en la sociedad victoriana del imperio inglés.
    Las ideas y el sistema productivo en sintonía. ¿Se retro alimentan?¿Alternativamente o secuencialmente?

    Aunque sean buenas las intenciones que guíen al señor Graddind, la formación de sus hijos según su realidad, según su sistema cerrado de ideas, donde los sentimientos no tienen cabida, ni la creatividad, ni la imaginación. Sus resultados no fueron los esperados, ni en relación a sus hijos Tom y Louisa, ni con su discípulo Bitzer. Aparece al final indolente, adormecido y superado por la situación creada cuando es consciente de su fracaso.

    Y que bien le van algunos aspectos de ese sistema a Bounderby, que los utiliza en su interés personal, para seguir dominando y enriqueciéndose con sus fábricas, con el sometimiento de los obreros por medio de las máquinas, del trabajo repetitivo y la obediencia ciega de los obreros que le producen el máximo rendimiento. Falso y mentiroso, se inventa una autobiografia para aparecer en su infancia como víctima y aparecer como ejemplo de que cualquiera puede triunfar.

    No me parece muy verosímil el personaje del obrero Stephen, ni del sindicalista Slackbridge, no se que significado quiere atribuirles, o simplemente es, ¿un desconocimiento del medio del autor?

    Sin embargo si me parece más creíble el personaje de James Hartouse, viviendo del patrimonio de su familia, aparece como un parásito, siempre buscando algo que le divierta, que le saque del aburrimiento, el clásico burgués “vividor”.

    Los valores humanizados y diferentes están encarnados en el libro por Sissy, cuyo dinamismo actividad y generosidad contrasta con los personajes que estudiaron juntos en la escuela.

    Claro que también se puede entender que frente a la industria que aparece como una amenaza , y a la siniestra ciudad, la alternativa sería el circo, pero no como un espacio urbanístico, sino como un medio donde el trabajo lleno de fantasía, ilusión e imaginación con un espíritu más libre y creativo, de sus habitantes los hace mucho más humanos, Curiosamente, Sissy nació y vivió en él.

    Se podía esperar un final más concreto, un final que apuntara más claramente hacia donde poner la mirada del futuro. Pero como no es un libro de ensayo, aunque la novela haga crítica social y esa crítica la haga a través de algunos personajes. Pero es difícil encarnar en la concreción de ellos, todo un mundo nuevo, que alumbrara una utopía, un sistema diferente.

    Perdón por la extensión.
    Angel

  5. Concha dice:

    Creo que tenemos todos la misma impresión, no sé si lo terminaré, lo intento, pero me cuesta lo mío. Me parece lento y además con unos personajes nada atrayentes bajo mi punto de vista. Lo único que consigue que visualices completamente es la ciudad. Me queda claro que los victorianos no es lo mío.

  6. milioxixon dice:

    Me costó mucho acabarlo. Está bien escrito, el tono irónico es muy difícil de mantener y lo mantiene, pero la historia no levanta en ningún momento. Quizá lo más presente en el libro es la propia ciudad.Este libro solo se lee si se obliga uno a leerlo. Tratando el mismo tema hay otro libro mucho más interesante, Norte y Sur de Elizabeth Gaskell de la misma época.Ya comentaremos el jueves. Emilio.

  7. bertaav dice:

    No sé si todos tenemos la misma edición del libro. El caso es que en la mía hay un exceso de notas al pié que hacen muy, muy difícil la lectura (intento ignorarlas, pero no puedo). Además, a mi me gusta buscar las cosas que me llaman la atención y no conozco, aquí imposible.

  8. bertaav dice:

    Lazarillo, ladrillo… (en busca de un adjetivo que termine en “illo”). Creo que me está costando mas porque ya lo empece con cierto prejuicio; fue lectura obligatoria en el insti. Yo lo sigo intentando.

  9. Babel dice:

    Mucho mas divertido nuestro Lazarillo y, si no me equivoco, más de dos siglos anterior. ¿Será que los españoles descubrimos a los niños y no estos victorianos miserables?

  10. susana dice:

    no puedo con este libro. me parece un ladrillo. así que lo dejo y asistiré con gusto a la reunión del día 24 para escuchar con atención a aquellos que les haya gustado y saber por qué.

  11. Babel dice:

    Empecé y según releo voy recordando… yo esta “caricatura”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: