En mayo estamos leyendo…

Hambre, de Knut Hamsun

Primera novela publicada por este escritor  que se encuentra dentro de los autores noruegos más afamados, habiendo sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1920, siendo considerada su obra como una de las más influyentes en la novela del siglo XX.

Hambre plasma en su personaje principal un alto grado de desestabilidad emocional, similar a la que Kafka muestra en sus obras. La historia corresponde a un relato en primera persona, en donde el personaje ficticio Widel-Jarlsberg narra la miseria en la cual se encuentra sumergido debido a la carencia de un trabajo estable, sumado a la difícil situación que se vive en la ciudad de Cristianía (Oslo, capital de Noruega).

Nos reuniremos para comentar el libro el jueves, 17 de mayo, a las 19 h. en la biblioteca.

Para saber más sobre el autor y la obra consultar este enlace de Revista de letras .

8 respuestas a En mayo estamos leyendo…

  1. Babel dice:

    ¡Como me costó llegar al final!
    Fue una tortura psicológica. Me hizo pensar en que algunos libros deberían llevar, como los medicamentos, notas sobre “posibles efectos secundarios” . Si se pretende ser estricto sobre la obligatoriedad de las lecturas quizá se debería ser más cuidadoso en la selección de las mismas.

  2. bav dice:

    En la reunión del libro de mayo, “Hambre”, comentamos si el protagonista es un “idiota”. No pensé más en ello hasta que ayer, leyendo el periódico, me encontré con “Huelga como educación o la educación en huelga” escrito por Avelino Alonso.
    En el texto nos habla de los “idiotés” (de origen griego) que eran los ciudadanos que, pudiendo participar de la vida pública, no lo hacían.
    Si es el origen de nuestro idiota actual, como él señala, no aparece en la RAE y, hoy más que nunca, quizás deberíamos recuperar el significado original.

  3. bav dice:

    A mí me gustó la visión de Ruth, en realidad solo escribe lo que piensa y no todo es real.
    Yo creo que voy a buscar otro de sus libros y leerlo. Después de pasar unos días me apetece volver a probar.

    • clubcalzada dice:

      Sí, estoy de acuerdo. No pude aisitir a la reunión y me perdí vuestras impresiones sobre el libro. Yo (Ana), también soy de esa opinión, está escribiendo y cuenta lo que piensa, siente e imagina o delira. El libro me gustó mucho y lo que más, cómo, en todo momento, lucha por defender su dignidad como persona, aunque esto le perjudique.

  4. sierramar dice:

    Hola:
    Había escrito un comentario, pero no ha llegado…
    Pues lo que decía, en breve: después de la reunión de ayer, de escuchar todas las opiniones y pensar un poco, creo que he dado con la razón por la que me rechina el libro (ni me desagrada, pero me queda extraño): no acabo de creérmelo, tengo la impresión de que, en el momento en que quiera, por mucho que esté hablando de la desesperación, el hambre y demás, el personaje podría levantarse e ir a desayunar… Si puedo sigo hablando en una semana :-).
    Saludos,
    Mar

    • nenilander dice:

      jajajaja,sería la repera,jajaja,os imaginais?entonces sí que no se nos iba a olvidar el libro,200 páginas aguantando sus miserias y al final en vez de a un barco …se va a desayunar!!!
      Me encantaría!!!!

  5. xelu1 dice:

    DOS ASPECTOS:

    Caminando por el barrio de Cimadevilla en un día soleado, y en una calle que estaba muy concurrida de transeúntes, de pronto tropiezo y mi cuerpo se va al suelo.
    Me levanto con las manos ensangrentadas por el roce con el asfalto, miro la causa que me hizo tropezar, dos cartones largos y estirados, mis ojos ven también encima de ellos, una figura desgarbada y somnolienta que se apoyaba en la pared del edificio. Mientras alrededor de mí sigue pasando la gente, parece que nadie me ha visto, respiro profundamente y camino despacio.

    Mientras regresaba del encuentro frustrado, dos lágrimas aparecen en los ojos y resbalan por mi cara, es la desilusión y la tristeza al ver que no estaba. ¡No la volveré haber más!, no quiero que el sufrimiento quede anclado y sea una constante en mi vida, quiero que sea el pasado.

    Empecé a pensar; que mis dedos ya no acariciarían su piel, y que mis labios su boca no visitaría.
    Recordaba su hermosa figura, sus ojos muy abiertos cuando escuchaba mis palabras, y como mi corazón se aceleraba al sentir el fuego que de sus labios manaba

    En mis ojos empezó a brillar una luz que iluminaba toda mi cara. ¿Una nueva ilusión? ¿La esperanza quizá, tal vez, de volver a verla y tocar su piel?
    Sigo el camino sonriendo, ¡sí regresaré, la buscaré…!

    Un abrazo: Angel

  6. nenilander dice:

    Haciendo historia…ya me lo he leido!!!tuve la tentación de dejar 50 pag pa las dos horas previas a la reunión pero la vencí.Me resultó muy fácil de leer,y me sorprende,tiene mérito que sin que pasen demasiadas cosas el libro no se acabe quedando en alguna esquina olvidado.No me pareció como decia Merche que no genere empatía hacia el protagonista…no le he pillado mania ni mucho menos.Pero claro,yo soy tremendamente empática,jeje
    Eso sí,el libro unido a la crisis ha tenido un impacto en mi esperanza….bastante nefasto,parece premonitorio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: