En noviembre estamos leyendo….

Bilbao-New York-Bilbao, de Kirmen Uribe

Cuando Liborio Uribe supo que iba a morir quiso ver por última vez un cuadro de Aurelio Arteta.  Toda su vida transcurrió en alta mar, surcó sus aguas a bordo del Dos amigos y, al igual que su hijo José, patrón del Toki Argia, protagonizó historias inolvidables caídas para siempre en el olvido. Años después y frente a ese mismo cuadro, el nieto Kirmen, narrador y poeta, rastrea esos relatos familiares para escribir una novela. Bilbao-New York-Bilbao transcurre durante un vuelo entre el aeropuesto de Bilbao y el JFK de Nueva York, y desgrana la historia de tres generaciones de una misma familia. A través de cartas, diarios, e-mails, poemas y diccionarios, crea un mosaico de recuerdos y narraciones que conforman un homenaje a un mundo prácticamente extinguido, a la vez que un canto a la continuidad de la vida.

Nos reunieremos el jueves 25 de noviembre, a las 19 h en la biblioteca.

Podéis ver aquí el dossier que hemos preparado sobre el libro y su autor.

9 respuestas a En noviembre estamos leyendo….

  1. Xelu1 dice:

    Camino por la ancha avenida, voy mirando los distintos vehículos: bicicletas, motos, coches, camiones…Todos en la misma dirección.

    Me ha gustado la reunión, creo que este grupo ha continuado la marcha con un salto, un salto cualitativo, que además coincide con mucha presencia de sus miembros.

    La discrepancia sobre las impresiones del libro, fueron muy enriquecedoras y muy bien llevadas y toleradas por el conjunto. Cada uno defiende su idea, y acepta la diversidad con una normalidad que sería ejemplo, en algunas instituciones. Sin direcciones prohibidas, y sin recomendación del vehículo, en él que debemos viajar.

    El libro. Yo tampoco soy imparcial Isabel, por haber visto recitar su poesía, con una puesta en escena verdaderamente deslumbrante, y un contenido lleno de sensibilidad. Por ello, tenía unas expectativas muy grandes, el primer capitulo cubrió esas expectativas, luego, estas se fueron diluyendo, que sin llegar a calmar esa ansiedad de esa primera cita, pero si ya decayendo el interés. A ello pudiera haber también contribuido esa variedad de cosas que cuenta, que a veces puede aplastar, más que entusiasmar.

    Historias cortas, pequeñas, pero de cosas curiosas :de la familia, de la mar y marineros, de su trabajo para escribir su libro… “días atrás le comentaba a Yolanda y a Héctor que bien se pudieran hacer, cortos de películas con algunas de ellas”.
    Pero a pesar de ello, me ha faltado sentir el alma de la obra.

    Adelante y seguir en la misma dirección.

    Un abrazo.

  2. Babel dice:

    Desde el regreso del viaje a Bilbao supe que no iba a ser imparcial con este libro. Me cautivó su autor en el recital de poesía, su alma sencilla frente a la exuberancia verbal de Andrés Neuman. Como dijo Ángel: yo no leía el libro, yo lo oía, quiero decir le oía a él, a Kirmen. Y no me importaba que los temas quedaran inacabados porque, como dice Charo, nuestras conversaciones son así, empezamos hablando de una película o un libro (no solemos hablar de cuadros) y terminamos hablando de mi padre, o su madre, o el perro, o aquella anécdota tan graciosa… y ¿a que venía esto? ¡Ah sí!, ¿os he contado que mi gran sueño es tener a alguien al pie de la cama que me lea? No, creo que nunca hemos tenido una conversación tan íntima. Ya, estábamos hablando de temas inacabados o, como dijo Merche, de “ventanas abiertas”. Pues bien prefiero esta narración no lineal, que plantea temas diversos, que te hace/deja pensar, a la espiral que retoma lo mismo, que lo exprime hasta lo indecible, “catafalco”, catafalco, catafalco (bonita cacofonía), hasta la extenuación.
    A todo esto supongo que he puesto mal los puntos y las comas, no habré puesto todos los acentos e incluso habré cometido faltas de ortografía y gramaticales. Ruego me perdonéis todos y sobre todo Mar.

    • Mar dice:

      Muchachina, sonáronme todos los puntos y las comas bien (aunque moléstame un poco la barra vertical invertida que no acaba de prestame), no tiene nada que ver con la sensación de chirrío del libro (que no se debe a la oralidad, ni al salto de temas, a la falta de linealidad)… No sé si ponerme a estudiar euskera para ver si es que el ritmo en ese idioma está descompasado del español con tinte asturiano… Probablemente intente volver a leerlo el año que viene, pero como no me guste, me invitas a una cerveza y me explicas por qué a ti sí ;-).

    • hiloahilo dice:

      Hola Babel. No sólo las conversaciones, la vida en general, nuestro día a día es así,hecha de fragmentos con unos y con otros, con nosotros mismos, momentos,”ventanitas” si, que vamos abriendo, ventanitas que son pequeñas -o grandes- historias fragmentadas. En la vida no nos planteamos esa linealidad. Nos relacionamos con unos y con otros y vamos tejiéndonos a trocitos, vamos hilando vida. También los recuerdos son así.
      Y la estructura de las novelas a veces es lineal y otras no, como en este caso. A mí me gustó mucho como está contada esta novela y sobre todo, ese trasfondo humano de cada una de las historias que aparecen.

  3. ektorin dice:

    Me gustó. Se lee muy bien, muy fluido.

  4. Babel dice:

    Vídeo-cortometraje de Bilbao-New York-Bilbao de Kirmen Uribe.
    Puede consultarse en la sección de vídeos e este blog.

  5. Babel dice:

    Vídeo-Entrevista de Buenafuente a Kirmen Uribe tras la concesión del Premio nacional de literatura.
    Este vídeo puede verse en la recopilación de vídeos de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: