Rebelarse vende: el negocio de la contracultura

Siento la necesidad de escribir, hago un guiño al libro que estoy leyendo, Rebelarse vende, el negocio de la contracultura. Miro la portada y en ella una taza de café con la eficie del Ché Guevara hace más atractivo el título que es un reclamo para que el libro se compre, se lea, se tenga de adorno…

Sus autores: Joseph Heat, profesor de filosofía de la Universidad de Toronto
Andrew Potter: investigador en el centro de Montreal

Escrito en primera persona, unas veces en sigular y otras en plura.

Libro de ensayo, con amplia bibliografía y abundante material es un trabajo meticuloso de datos y referencias a las distintas manifestaciones culturales del ser humano, desdel el vestido (ropas de marca y modelos variados) a estilos musicales, movimientos sociales, películas, reportajes…

Los autores quieren hacernos llegar una serie de ideas:

– A la cultura la consideran una ideología y oponerse a ella y hacer una contracultura en cada ámbito del ser humano, aunque es un acto de rebeldía contra esa ideología, sus efectos sobre el sistema capitalista (que es contra lo que la mayoría de las veces se hace) a veces lo refuerza de distintas formas: incorporándose unas veces al sistema, otras veces dejando pasar las posibilidades reales de participar en las distintas instituciones y manifestaciones con ideas propias

– Sus efectos, tanto negativos como positivos, los enumeran aunque un deslabazadamente; en ellos podemos ver, por ejemplo, los movimientos culturales hippies y sus símbolos (paz y amor como lema y pelo largo, sandalias y coche pequeño -escarabajo-); más tarde el sistema los incorporaría y serían, dos décadas después, en su mayoría yuppies (el monovolumen como símbolo fundamental). Más tarde el movimiento punk intentaría sustituirlo, con sus propios símbolos, contradictorios con los de sus predecesores: botas altas, crestas, pelo rapado… Junto a ello, personas fueron famosas gracias a estos movimientos, algunas no soportaron ser incorporados al sistema y se suicidaron, como en el caso del cantante de Nirvana.

No niegan oponerse a la cultura (estaría bueno) tradicional o establecida y hacen mención a los movimientos y sus conquistas, como son el feminismo, el ecologismo, el pacifismo, etc.

Denostando aquellos movimientos radiccales como el feminismo en una época en que las normas de cómo debería ser el trato a la mujer (normas, es cierto, vejatorias para la mujer), por parte del hombre y la sociedad, el caso es que esa rebeldía de ellas, les hizo no querer normas, bajo el slogan de ser iguales y “por tanto no hacen falta normas, acuerdos, etc” lo cuál fue más regresivo para ellas, puesto que las que imperaban beneficiaban a los hombres.

Más tarde todos sabemos cómo se fueron incorporando leyes y normas (aunque aún en el plano doméstico de cada casa, en la mayoría no existan) cargando la mujer muchas veces con casi todas las labores cotidianas.

Otro ejemplo. El consumismo y la importancia de los medios de comunicación: imágenes y publicidad sobre todo, pero también tiene que ver con las técnicas de seducción, ya que la publicidad se basa en las necesidades y deseos que ya existen. No se puede vender un blanqueador dental a una persona que no dé importancia a su aspecto físico.

Hay otras críticas a los movimientos de globalización…

Y en medio de ello, está la sociedad vista como un conjunto que formamos y conformamos y el individuo y su necesidad de libertad.

Los autores analizan esta persepctiva desde el punto de vista de las dos corrientes que más influyeron en el siglo xx. La filosofía marxista y su posición histórica sobre las sociedades y el psicoanálisis de Freud, sobre la represión del individuo por parte de la sociedad.

Una visión más optimista y utópica del marxismo y una posición más desoladora de la sociedad de Freud (de ahí nace en parte el concepto de la contracultura), en su libro El malestar de la cultura describe los distintos tipos básicos del hombre, aunque hoy se vean muy desfasadas ambas teorías, los autores las consideran en parte como iniciadoras.

Quedándose los autores con un híbrido entre Marx y Freud apelan a Herbert Marcus, el más importante teórico contracultural, para conciliar el psicoanálisis y el marxismo, “por supuesto más que discutible”.

En conclusión: el último medio siglo, la contracultura ha ejercido un papel sobre la conciencia política a raíz sobre todo del Holocausto nazi y lo que sólo era una cierta aversión al conformismo propia de artistas y románticos, se convirtió en odio hacia todo lo que tuviera el menor atisbo de rutina u obviedad.

Sin embargo, esta radicalización hacía perder la confianza en muchos pilares básicos de la sociedad. Leyes, instituciones y en cuestiones domésticas del protocolo y la cortesía. Y sin todas esas bases es imposible organizar una convivencia social a gran escala.

Es un libro que si bien asienta el sistema capitalista como inamovible. Pero que oponerse frontalmente y en general a él, al final, es una forma más de apuntalarlo.

Y es orientado al trabajo cotidiano, persistente y de reforma de las leyes, y las instituciones las que lo harán cambiar. Por supuesto, esta idea es menos romántica, se puede perder la utopía de grandes cambios  pero egún los autores es la que da más, frutos. La más posibilista, al fin.

Angel

3 respuestas a Rebelarse vende: el negocio de la contracultura

  1. clubcalzada dice:

    No estoy de acuerdo con el consumismo y la publicidad. La publicidad crea necesidades. En realidad, nadie necesita un blanqueador dental, la publicidad de hace creer que sí.
    Pi

  2. clubcalzada dice:

    Hola, Ángel. Me alegro de que te animes a participar en el blog, y que además lo hagas de una manera tan extensa.
    El tema del libro da que pensar, por supuesto pienso que la contracultura también vende, pero de lo que estoy segura es de que la cultura ha hecho muco por el cambio y avance de la sociedad.
    Isabel l.

  3. clubcalzada dice:

    Muy interesante el libro, a ver si lo pillo y le echo un vistazo 🙂
    Mar

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: